Fibonapps menu

Descargar ROMS de juegos: ¿es legal?

La descarga de juegos antiguos genera controversia dentro de la comunidad de gamers. Muchos opinan que descargar ROMs bajo cualquier circunstancia debería ser ilegal, mientras que otros piensan que descargar juegos que ya no están a la venta por el desarrollador no debería suponer ningún problema.

Ambas opiniones no cambian el hecho de que cuando hablamos de jugar con esas ROMs, estamos entrando en aguas turbulentas. Así que hoy haremos todo lo posible por aclarar esta situación.

Descargando emuladores retro



Para poder jugar a cualquier ROM, primero necesitas un emulador. Un emulador es una pieza de hardware y/o software que emula la consola original del juego. Esto significa que puedes jugar, por ejemplo, a los juegos de Sega Genesis sin la consola original de Sega.

Puedes estar seguro de que usar emuladores es completamente legal. No hay ningún problema en tener un emulador. De hecho, muchas compañías como Hyperkin han hecho de esto su modelo de negocio, vendiendo hardware de emulación y periféricos retro de terceros.

Las cuestiones legales surgen cuando hablamos de cómo nos hacemos con estos juegos que usamos en los emuladores. Hyperkin se mantiene dentro de la legalidad al crear productos que dependen de que el usuario tenga acceso al juego original. Por otro lado, los programas de emulación como Classic Boy o Dolphin Emulator dependen de las copias digitales del juego para funcionar.

Descargando y copiando ROMs



Y aquí es donde las cosas se complican: Algunas personas dicen que descargar una ROM de un juego que tienes físicamente es perfectamente legal. Pero, según la página web de Nintendo, esto no es así.

Descargar un juego de Internet es lo mismo sin importar el dispositivo donde lo vas a usar. Apuntan a que el hecho, es que alguien hizo una copia de ese juego, tu lo descargas, y eso es ilegal lo uses como lo uses.

El único caso en que esta circunstancia podría ser legalmente defendible es si la persona que descarga el juego reclama un uso legítimo. En una entrevista con How To Geek, Derek Bambauer, profesor de derecho de Internet y propiedad intelectual de la Facultad de Derecho de la Universidad de Arizona, declaró que, en algunos casos, la descarga de ROMs podría estar protegida bajo un uso justo.

Bambauer también afirma que, dado que el uso legítimo es más bien un estándar y menos una regla estricta, esta situación sería más bien una posibilidad remota, aunque técnicamente posible.

Ripear juegos para tu uso personal no es diferente. Legalmente, es aceptable copiar digitalmente tu colección de música, pero los videojuegos y las películas se valoran de forma un poco diferente.

En su página web, Nintendo llega incluso a decir que incluso el hardware que permite copiar juegos físicos, y potencialmente distribuirlos, es contrario a la ley. Así que, independientemente de lo que hagas con el juego, hiciste una copia digital no autorizada, y eso sigue siendo ilegal.

Confrontando los puntos de vista



A pesar de esto, muchos creen que descargar y compartir ROMs no sólo debería ser legal sino que es lo que hay que hacer. En nombre de la preservación de los videojuegos, tanto coleccionistas como entusiastas afirman que la descarga y el mantenimiento de las colecciones de ROM es una forma de proteger la historia.

The Dumping Union se describe a sí mismo como un grupo de recopiladores de juegos de arcade y ROMs que trabajan para preservar los datos de los juegos de arcade antiguos. Recogen juegos y cajas de arcade viejos y/o inaccesibles y los conservan para futuras generaciones, eliminándolos dígitalmente hablando.

En el lado opuesto, tenemos compañías como Antstream que tienen como objetivo llevar legalmente los juegos retro a la gente a través de su servicio de streaming de juegos retro. Anunciaron su producto a principios de este año a través de una exitosa campaña Kickstarter. Antstream ha pasado años recolectando legalmente licencias de más de 2.000 juegos retro, y su producto fue lanzado en el Reino Unido el mes pasado.

Luego tenemos al jugador retro de todos los días que está descargando o copiando ROMs para su colección personal. Muchas personas no ven ningún problema en descargar y jugar a sus juegos retro favoritos, especialmente si están descargando títulos que no pueden comprar o que ya poseen el título físico.

Nintendo no está de acuerdo con esto. Citando de nuevo su página web, Nintendo afirma que sólo los propietarios de los derechos de autor tienen el derecho legal de beneficiarse de la distribución de los juegos. Además, afirma que la distribución de estos activos socava el valor de su propiedad intelectual. Como resultado, esto disminuye la cantidad de dinero que podría ganar al relanzar y/o recrear estos títulos en sistemas más nuevos.

Jugar a las ROMs legalmente



Eso nos lleva a preguntarnos que sí descargar y copiar ROMs, a pesar de las opiniones de la comunidad, es ilegal, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? La respuesta simple es que si quieres jugar a juegos retro, necesitas encontrar alguna manera de tener el juego físico o esperar a que sean relanzados legalmente. Puedes hacerlo con una consola original, una de las ofertas de Hyperkin, a través de algún tipo de tienda digital con licencia legal como la eShop de Nintendo, a través de servicios como Antstream, o comprando algo como la PlayStation Classic.

Ahora, ¿podrán Nintendo, Sega, Sony o cualquier otra persona averiguar qué juegos has almacenado localmente en una unidad flash en algún lugar? Probablemente no. Pero ese no es el asunto. Al final, si quieres jugar a tus juegos clásicos favoritos sin infringir la ley y sin infringir los derechos de autor, entonces tus opciones son limitadas.
Si te ha gustado este artículo ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.
Utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos. Al continuar con la navegación aceptas el uso de las mismas. Leer más
Aceptar